¿Qué es el DAFO?

Se trata del análisis de la situación de partida de la empresa para identificar nuestras debilidades, las amenazas del entorno, destacamos nuestras fortalezas y detectamos las oportunidades. Por lo tanto SWOT en inglés es el acrónimo de Strengths, Weaknesses, Opportunities y Threats. En español traducimos por DAFO y sería el acrónimo de (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades)

Este análisis o fotografía de situación lo realizaremos de aspectos dimensión interna y externa. Cómo empresa debemos conocernos muy bien a nosotros mismos y saber en qué somos buenos y qué debemos mejorar. Por otro lado, es necesario saber qué oportunidades y amenazas existen en el entorno para aprovechar al máximo nuestras posibilidades y recursos.   

“No realizar un DAFO sería una DEBILIDAD ante las AMENAZAS externas que dejamos de percibir. Sería una lástima no ser consciente de nuestras FORTALEZAS y sobre todo una pérdida de OPORTUNIDADES”

Debilidades

Se tratan de aquellos puntos débiles que tenemos respecto a la competencia. Puede ser debido a falta de conocimientos o de recursos propios. De manera que estamos debilitados en el mercado. Siempre dependerá del mercado donde nos interesa competir. Por ejemplo, podemos tener un buen producto que resulta fuerte a nivel local, como puede ser un vino o un queso en España. Sin embargo, para competir en el mercado francés o italiano es posible que tengamos debilidades respecto a la competencia. Existen productos ya posicionados en la mente del consumidor y además se valora la denominación de origen local. El producto Español tendrá debilidades y no me refiero a la calidad del producto sino más bien a la notoriedad de marca. 

*Este ejemplo seguramente será muy discutible pero sirve para ilustrar la idea de cuáles son nuestras debilidades según donde competimos. 

Para encontrar tus debilidades puedes hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué puede mejorar en mi negocio respecto a las acciones de marketing que realizo?
  • ¿Qué problemas tiene mi negocio respecto a mi producto o servicio?
  • ¿Se percibe mi producto o servicio con la suficiente calidad por parte del cliente?
  • ¿Estoy distribuyendo bien mi producto?
  • ¿Realizo campañas de promoción que generen más ventas?
  • ¿Funciona mi equipo de manera eficiente y está motivado?
  • ¿He definido un protocolo de procesos de trabajo?
  • ¿Por qué existen esas deficiencias en la empresa?

No hay que limitarse a estas preguntas. Indagar en mis posibles debilidades permitirá comprender dónde deberemos centrar esfuerzos. El cómo solucionar esas debilidades formará parte de las estrategias de nuestro plan de marketing. Así que por ahora limítate a dar respuesta objetivamente a esas cuestiones.  Está claro que desde una actitud prepotente y ciega esto no será nunca posible. Esconder la cabeza y no querer ver esas debilidades es el primer paso hacia el fracaso. 

Amenazas

Siempre debemos tener presentes las posibles amenazas del entorno. Se tratan de aquellas amenazas externas que no podemos controlar y son un riesgo para el negocio.Si conocemos estos factores externos podremos plantear estrategias o planes de contingencia para minimizar su impacto.   

En estos días la amenaza de la pandemia ha irrumpido e hizo saltar por los aires todas las previsiones para empresas.. Los mercados se ven alterados por decisiones políticas del gobierno del turno o bien del marco europeo. Ser capaz de ver cuáles son las ventajas de nuestros competidores y prepararse para escenarios alternativos evitará mayores disgustos. Un buen plan de contingencia ayudará a evitar que la situación de la empresa sea aún más complicada.

Pero no se trata de estancarse y no avanzar un proyecto ante las posibles amenazas. Prepara un plan B como alternativa o convierte esas amenazas en oportunidades.  

Para encontrar cuáles son las amenazas hazte preguntas cómo:

  • ¿Existen amenazas en mi sector por la irrupción de nuevas tecnologías?
  • ¿En qué medida amenaza mi negocio la competencia directa o indirecta?
  • ¿Existen otra alternativa a nuestro producto o servicio que es percibido de más calidad por nuestros clientes?
  • ¿Hay otra marca que puede llegar a ocupar nuestro posicionamiento en el mercado?
  • ¿Hay una saturación en el mercado de nuestros productos o servicios?

Responder a éste tipo de cuestiones nos ayudará a crear un plan de contingencia, un plan B ante posibles situaciones no deseadas. Pero también podemos convertir esas amenazas en oportunidades.  

Fortalezas

Se trata de aquellos puntos en los que somos realmente buenos y destacamos en el mercado respecto a la competencia. Incluso en situaciones del entorno complicadas podemos destacar y ofrecer una propuesta de valor que destaca. Puede ser por nuestros conocimientos del producto, por disponer de recursos económicos o por la estructura sólida que tenemos como empresa.  Por ejemplo, volviendo al ejemplo de los vinos podemos ser fuertes en nuestro mercado local, tener una marca consolidada con varias generaciones dedicadas al cultivo, fabricación y comercialización del producto, premios de reconocimiento internacional…  

¿Cómo detectamos nuestras fortalezas? Como el punto anterior nos realizaremos preguntas.

  • ¿Qué sabemos hacer mejor como empresa?
  • ¿Por qué somos fuertes en una área concreta? ¿Puede ser útil para el futuro?
  • ¿Qué recursos disponemos que hacen fuerte a nuestra empresa? Tanto recursos humanos como económicos.

Oportunidades

La observación de las tendencias del mercado dónde está nuestro producto o servicio, conocer los problemas o dolor que tienen nuestros clientes potenciales, la aparición de nuevas tecnologías darán lugar a oportunidades. Un ejemplo de actualidad es la irrupción de las mascarillas como complemento de moda o sistemas de detección de temperatura.

Las preguntas que nos hemos realizado para las amenazas también serían válidas en este punto.

  • ¿Qué oportunidades tiene nuestro sector de cara al futuro?
  • ¿Qué hace nuestra competencia para aprovechar nuevas oportunidades?
  • ¿Hay otros clientes potenciales a quienes ofrecer nuestros productos o servicios?
  • ¿Podemos añadir servicios adicionales a nuestra oferta de productos? Por ejemplo, un servicio de mantenimiento con cuotas mensuales.
  • ¿Qué problemas o necesidades tienen nuestros clientes que nuestra empresa puede resolver?
  • ¿Cómo podemos mejorar la relación con nuestros clientes?

Imagen de StartupStockPhotos en Pixabay 

Deja un comentario

Abrir chat
Powered by