¿A qué mercado diriges tu producto o servicio?

Cualquier negocio dispone de productos y servicios pensados para ofrecer una solución a diferentes tipos de clientes. Los clientes de un mismo segmento comparten una misma necesidad ante un problema. Éste es un factor esencial para el desarrollo de nuestras estrategias y nuestro plan de acción en redes sociales.

No vendes productos o servicios, vendes soluciones para tus clientes.

Un factor clave es conocer el mercado al que se enfocan tus estrategias. Así que un primer paso será describir con la máxima exactitud tu arquetipo de cliente y analizar la experiencia de compra. A continuación, debes conocer tu mercado para así aplicar las estrategias adecuadas.

Tipos de mercado

Distinguimos 5 tipos de mercado a los que una empresa puede enfocar sus estrategias:

Mercado de masas

Se trata de grandes grupos de consumidores donde no se ha realizado apenas segmentación. La publicidad en prensa y televisión va dirigida a este tipo de mercados. De manera que la propuesta de valor es estándar para todo el público. Es un mercado donde sobreviven empresas grandes y con posibilidad de trabajar con economías de escala. Por ejemplo, el mercado de la comida rápida con grandes empresas como Burguer King.

Evalúa si realizar acciones a este tipo de mercados te permitirá alcanzar a tu público objetivo.

Mercado segmentado

Se trata de aquellos mercados divididos en segmentos de consumidores. Ello permite que la propuesta de valor se ajuste según las necesidades y problemas de cada uno los segmentos. Las empresas tratan de posicionarse en estos segmentos de mercado con propuestas específicas. Un ejemplo son las marcas de yogures, que lanzan productos específicos para diferentes tipos de público.

Si tienes un producto que satisface la necesidad de un segmento dirigirás tus esfuerzos a alcanzar suficiente cuota de mercado. Tus acciones de marketing estarán dirigidas a conseguir que ese segmento de mercado consuma tu producto o servicio.

Nicho de mercado

Serían aquellos mercados que se centran en un grupo muy concreto de consumidores. Se tienen presente todos los elementos que condicionan a compra, desde el producto hasta su uso y dónde comprarlo. Un aspecto esencial en este mercado es cuidar la relación con el cliente. De esta manera, se conseguirá un alto nivel de engagement o fidelización. Un ejemplo, tienda de reparación y venta de saxofones.

Mercado diversificado

Se trata de aquel mercado que se centra en varios segmentos que, aunque diferentes, tienen las mismas necesidades. Es fácil que en tu estrategia te encuentres con este tipo de mercado. Por ejemplo, una empresa de ruedas podrá dirigirse a varios mercados como el sector consumo, sanitario o incluso militar.

Plataformas multilaterales

En este caso hacemos referencia a aquellos mercados que unen dos segmentos de mercado independientes. Se trata de un público con necesidades distintas y que responden a una propuesta de valor diferente. Sin embargo, nuestro producto o servicio une a eso dos segmentos o nichos tan diferenciados.

Lo podemos comprender fácilmente si pensamos en plataformas online de contacto profesional. Por ejemplo, una web de empleo permite contactar a empresas con quien busca empleo, dos segmentos del mercado claramente diferenciados. En ese portal, las empresas buscan a empleados, para cubrir una necesidad, y las personas buscan un empleo.

Ahora ha llegado el momento de preguntarse:

¿Sabes a qué tipo de mercado están dirigidas las estrategias de tu empresa o producto?

¿Crees que conseguirías una ventaja competitiva ajustando la propuesta de valor y las necesidades específicas para cada cliente o mercado?

Imagen de Chris Spencer-Payne en Pixabay

Deja un comentario

Descarga el lienzo de modelo de negocio

Sólo tienes que indicar tu nombre y email y recibirás la plantilla del modelo canvas en PDF para imprimir. 

Plantilla para modelo de negocio
Abrir chat
Powered by